IMG_8162f

Casa al pie de Cristo

20150920_132140

EL PODER DEL EMPLAZAMIENTO:

Ubicada en la colina sur de Tuxtla Gutiérrez, colindante al cerro en el que emerge el Cristo de Copoya, se desplanta esta casa que abre su interior para aprovechar cada vista de sus alrededores, sin pasar por alto los elemento bioclimáticos de aislamiento térmico solar.

En un predio de 36.00 ml de fachada por 24.00 ml de fondo se propuso el emplazamiento en un costado para el máximo aprovechamiento de un jardín en el cual puedan jugar los 2 hijos de la joven pareja, el desarrollo construido de la casa se emplaza en 13.00 ml de fachada por 24.00 ml de fondo con cubos de luz y espacios a doble altura para la iluminación y ventilación natural.

IMG_7962IMG_7959IMG_8347IMG_7966IMG_7937IMG_8267

DESCRIPCION: FORMA Y BIOCLIMATISMO:

Desde su fachada, la casa propone una envolvente tridimensional que funciona como testigo de la luz y sombra con el paso figurativo del sol. Cada panel saliente de este volumen está relleno con botellas tapadas de PET para producir pequeñas cámaras de aire que aíslen térmicamente la incidencia calórica solar. “Se puede decir que es una nube de aislamiento térmico para la recamara principal”.

La estancia con su doble altura se encuentra suprimida del nivel de la casa para reducir la línea del horizonte y apreciar un día de lluvia en el espejo de agua común en la zona, el comedor con su doble altura comparte un jardín íntimo con el estudio ya que ambos se encuentran visualmente alejados del jardín principal.

La circulación de planta alta se desarrolla en un puente de 13.00 ml que comunica a las 3 recámaras y a la terraza en la azotea donde se ubica un bar con su propio jardín de 44.00 m2.

Dos muros cabeceros de cantera negra dividen las zonas de servicio, social e íntima para lograr una distribución intuitiva que exhorta al recorrido de sus usuarios por cada espacio. El recibidor está implícito en el vestíbulo principal de la casa, las escaleras de madera impactan desde este punto por su peso en forma y color, así como la cocina que se aprecia al instante por instrucciones del usuario, para ser un punto de reunión común para ellos.

IMG_7991IMG_8359IMG_8078IMG_8237

El puente se mantiene en constante conexión visual con la ciudad al norte y El Cristo de Copoya al sur. El juego perceptivo de columnas con su ventanal de 15.00 ml. De largo por 6.00 ml. De alto, las azoteas verdes, las losas y ventanas corridas advierten una composición del movimiento moderno que tanto nos atañe a los arquitectos en México, sin embargo, esta casa se optimiza bioclimáticamente con conceptos básicos como la ventilación corrida, la iluminación natural de todos los espacios ya sea horizontal o cenitalmente y su aislamiento térmico por composición de espacios, ya que los baños y los elementos a doble altura están emplazados al sur para recibir mayormente la incidencia calórica.

La casa se encuentra totalmente desconectada de los servicios municipales de agua, alcantarillado y electrificación; por lo que se aprovechan los recursos pluviales de la mayoría de las losas, tal es el caso del bar que mantiene sus inclinaciones al centro para orientar su recolección a una cisterna que sirve para el riego de los jardines, un pozo profundo de captación de agua en el jardín interior que es la parte alta de la casa, un biodigestor que irriga el agua tratada al jardín principal y paneles solares que mantienen la iluminación artificial. Para las bombas de alimentación de agua se dispone de un pequeño transformador de gasolina que solo se usa una vez por semana.

IMG_8154IMG_8187IMG_8192 IMG_8232  IMG_8250    IMG_8204

 

“Se puede decir que es una nube de aislamiento térmico para la recamara principal”