Arquitectura con carácter

Hay toda una gama de posibilidades para poder manifestar el arte, las fuentes de inspiración emergen gracias a un entorno que nos lleve a expresar nuestra experiencia de vida, se trata del uso de técnicas y creatividad lo que nos permite hacerlo. La arquitectura entonces viene a encajar de manera perfecta con esta forma de creación.

Si partimos de la premisa de que un ser humano necesita un lugar para habitar, entonces entenderemos que la arquitectura hace posible que la persona viva en un espacio que sea adecuado a sus exigencias, por ello es tan personal y necesaria.

En este orden de ideas es muy importante distinguir 3 elementos que se complementan uno a otro y que deben ser simbióticos cuando se diseña una vivienda, el buen resultado de su mezcla permitirá la creación de un espacio ideal para sus habitantes.

El usuario

Es la persona que nos expresa las necesidades específicas de vivienda, es la identidad a la que le prestamos oídos para codificar sus palabras, que a futuro se transformarán en guía creativa y desde luego en trazos arquitectónicos claros que empaten con la solución que anhela.

El sitio

Se refiere al lugar geográfico donde se ubicará el diseño, aquí intervienen muchos elementos a los cuales poner atención, entender el sitio se trata de entender el entorno, poder integrar la arquitectura con el lugar, nos permite aprovechar todos los elementos externos y materiales disponibles para el proceso de creación y edificación.

El objeto

¿Qué es lo que estamos creando?, pareciera que la respuesta es obvia, sin embargo esta obviedad por momentos nos puede limitar en el proceso, el objeto que estamos creando debe contener en sí mismo un carácter que lo haga único y que le permita tener una identidad propia.

La perfecta mezcla de éstas tres características, nos permitirá antes que nada, conectar con nuestro usuario y darle un espacio adecuado a sus demandas, pero además de ello, lograremos la atemporalidad de nuestra creación, lo que quiere decir que nuestro diseño no seguirá modas ni tendencias, al contrario, será un modelo único que quedará como testimonio de la existencia de nuestro usuario.

Usuario, sitio y objeto serán siempre nuestro modo de entender la arquitectura, crear más con menos, es conectar con nuestro cliente y por ello tratamos de adaptar la arquitectura a un contexto donde las necesidades actuales sean parte fundamental del proceso creativo, poder entender que un usuario cambia, es saber que sus exigencias cambiarán y por ende la arquitectura también, deberá irse adaptando al usuario, evolucionando con el.

La arquitectura es una expresión humana que logra conceptualizar la necesidad de vivienda para darle una identidad a un entorno, carácter al objeto y felicidad al usuario.

Apaloosa Estudio de Arquitectura.